Carro vacío
Plan 12

Repaso general de la tornillería. Mountain bike.

 

Repaso general de la tornillería. Mountain bike.


     Antes de cada carrera o marcha, o si tienes pensado realizar algún viaje, además de limpiar tu máquina, es muy importante que la hagas una buena revisión o repaso de la tornillería y algunos detalles más. Si eres poco mañoso tienes que tener en cuenta que, por seguridad, es necesario llevar la máquina siempre a punto y que para ello siempre encontrarás a tu lado algún especialista profesional.

1 Empezamos revisando la caja del pedalier. Si no tienes el eje estanco comprueba si tiene holgura y quítala con las correspondientes llaves de pedalier (de media luna y de pitones). Apretamos con una llave de tubo (en este caso de 14) o una llave especial para él, el tornillo de apriete del eje, bastante propenso a aflojarse.
2 Sin alejarnos de la zona del pedalier revisamos los tornillos de los pedales, tanto los de apriete del calapié en los pedales normales como en los automáticos los tornillos de sujeción de los muelles. Con la llave de pedales comprobamos si los pedales están bien sujetos a las bielas teniendo siempre en cuenta que el pedal izquierdo es siempre rosca contraria a lo normal.
3 En los desviadores comprobamos, sin hacer mucha fuerza con las llaves, los prisioneros de los cables y, también con cuidado, los tornillos de sujeción al cuadro. las dos roldanas del desviador trasero las revisamos con una llave allen de 3.
4 La dirección, la zona más delicada y a la que más cuidados debemos dar, la ponemos a punto con las dos llaves de dirección haciendo siempre el apriete tuerca con contratuerca. Los tornillos de la potencia con la llave allen de 5 o 6 no nos cuesta nada revisarlos.
5 Los frenos en el caso de que estén destensados, con los tensores de las manetas de freno los dejamos con el tacto de tensión que a cada uno nos guste y si con los tensores no se pueden ajustar más, dejando los mismos enroscados hasta que se vean dos o tres hilos de rosca, tiramos de los cables de las levas hasta dejarlos a tu gusto.
6 Para poder apurar y aprovechar más tiempo tus zapatas, las soltamos si están desgastadas para rectificarlas (limarlas para dejarlas planas) pues al no desgastarse proporcionalmente se deforman por arriba que por abajo. Si las zapatas están en buen estado comprobamos con una llave allen y una fija de 10 si están bien sujetas.
7 En las ruedas siempre encontraremos algún radio flojo lo que lleva a tener las ruedas algo descentradas, pero como para trabajar con las ruedas es necesario tener experiencia (podéis practicar con ruedas viejas) solamente apretaremos las cabecillas lo justo para que no bailen esos dos o tes radios flojos.
8 Giramos los ejes de las ruedas con los dos dedos para comprobar si tienen holguras, o están demasiado apretados, para con dos llaves de cono ajustarlos.
Con un extractor y una llave inglesa giramos ésta en el sentido de las agujas del reloj para comprobar si está floja la contratuerca que sujeta las coronas del piñón.
9 Muy importante es que antes de cada salida revisemos si los cierres rápidos están sujetando bien las ruedas y si están éstas al centro de las dos horquillas del cuadro.
10 El que tenga suspensión tiene que comprobar si tiene flojo algún tornillo del puente que sujeta las botellas, y cercionarse de que la presión de aire de las botellas (en las hidráulicas) sea igual en las dos: de 3 a 4 kg. de presión. En las de elastómeros también es importante que las botellas tengan comprimidos los elastómeros a la misma presión. Y para ternimar con las presiones, las ruedas también hay que llevarlas con 3 o 4 kg. de presión.