Carro vacío
Plan 12

Revisada a la tornillería. Ruta

 

Revisada a la tornillería. Ruta

     Cuántas veces te has quedado tirado en la cuneta porque se te ha perdido un simple tornillo, que por ejemplo suelta la ruleta del cambio, o has tenido que volver para casa porque se te hacía insoportable el ruido de tu caja de pedalier debido a que llevas flojas las bielas, o los tornillos de los platos, o los pedales, etc.
     En este apartado de mecánica vamos a revisar todos los tornillos o turcas que llevan los componentes de tu bici, teniendo cuidado, cuando utilices las herramientas, de no apretar demasiado los tornillo porque algunos se podrían pasar de rosca fácilmente.
     Esta revisión es especialmente necesaria en las bicicletas recien compradas, después de haberlas sometido a un "rodaje" de unos 1.000 Km., aproximadamente.

1 Las herramientas que vamos a usar son:
Llaves allen de 3-4-5-6, dos llaves de dirección y pedalier, una llave de tubo 14-15, una llave de pedales 14-15, una llave de radios, llaves de cono de 13-14-15-16, un destornillador, un tubo de plastic y una llave para apretar el piñón.
2 Con la llave allen de 6 apretamos el tornillo central de la potencia y el tornillo que aprieta el manillar. También con una llave de 5 apretamos las manetas de freno. Para terminar con el mecanismo con el cual dirigimos la bici, apretamos la dirección con dos llaves de 32 mm. haciendo tuerca y contratuerca.
3 Sin dejar las llaves de dirección y pedalier, comprobamos si tiene holgura el eje de pedalier, para ajustarlo en caso afirmativo. También con una llave fija de 14 ó 15 revisamos los pedales (teniendo en cuenta que el pedal izquierdo se aprieta en el sentido contrario a las agujas del reloj). También apretamos los tornillos del rastral.
4 Siguiendo con el conjunto del pedalier, con una llave de tubo de 14 ó 15 o una llave especial de cualquier marca, también de 14 ó 15, revisamos los tornillos de las bielas.
Luego, con una llave allen de 5, revisamos los tornillos de las bielas.
5 Sin irnos muy lejos del pedalier revisamos el tornillo que sujeta la abrazadera del desviador, pero antes comprobamos si se ha movido por alguna circunstancia. Y para terminar con los desviadores, nos vamos al trasero para revisar el tornillo de sujeción al cuadro, el prisionero que sujeta el cable, con mucho cuidado (tanto en el delantero como en el trasero) y con una llave allen de 3 o fija de 8 ó 9 mm. revisamos las rodanas.
6 Muy importante es dedicarse unos instantes a velar por nuestra seguridad, para ello revisamos el estado de las zapatas y en el caso de estas desgastadas sustituirlas por unas nuevas.
Debemos ajustarlas sujetando la zapata paralela a la llanta y dejando al frenar que se vea 1 mm. de llanta entre la zapata y la cubierta o tubular.
7 Para terminar con los frenos, tensamos los cables, apretamos con la llave allen de 5 los prisioneros de los mismos y con la misma llave allen el tornillo del eje de freno.
Para centrar el freno utilizamos una llave de conos o un destornillador en caso de que sea un freno Shimano.
8 El ajuste mecánico más complicado de la bicicleta es el equilibrado de ruedas y que en el caso de no tener experiencia es mejor dejarlo en manos de un taller especializado.
Para centrar una rueda hay que buscar un buen apoyo (para una urgencia las horquillas de la bici valen) y consiste en apretar y aflojar poco a poco los radios, bien del lado derecho del carrete o del izquierdo, con una herramienta llamada, llave de radios.
9 Si eres de los que aún llevas tubulares, haz una revisión al dibujo de los mismos para cambiarlos por unos nuevos en el caso de que estén en mal estado.
De todas formas (nuevos o viejos), tendrás que pegarlos con Plastic.
En el caso de que lleves cubiertas y estén en mal estado, es mejor que las cambies por unas nuevas, eso también es seguridad.
10 Sin dejar las ruedas, quitamos las holguras de los ejes apretando los conos con sus respectivas contratuerca. También apretamos el casete de coronas del piñón, para terminar fijando las ruedas al cuadro con la tranca o cierre rápido (siempre dejando la rueda al centro de las horquillas).
11 El sillín también nos aseguramos de que no se mueva, colocándolo horizontal y apretando el tornillo de la tija con una llave allen de 6.
Para que no se mueva la tija del sillín apretamos el cierre que lleva el cuadro con una llave allen de 5. Y para teminar con la máquina, revisamos con un destornillador (o unos alicates en las bicicletas con palancas de cambio a fricción) el tornillo que sujeta las palancas de cambio.
12 No nos olvidomos que debajo de nuestros pies también llevamos tornillos (los de los tacos de las zapatillas).
Pégales un buen repaso con un destornillador o una llave allen y vete a rodar tranquilamente, sin preocuparte de que te falte un "tornillo".