Carro vacío
Plan 12

Posiciones para manejar las herramientas

 

Posiciones para manejar las herramientas.

     Durante los artículos que van a venir a continuación veremos las herramientas sujetadas con unas manos sin ver la posición que hay que adoptar para manejarlas. En esta página vamos a ver en fotos un seguimiento de cómo nos debemos posicionar para utilizar las herramientas de la manera más cómoda y eficaz posible.
     Cómo manejar las herramientas y las posiciones que se deben adoptar al utilizarlas se aprende con las experiencia. Casi todos los mecánicos de bicicletas manejamos las herramientas con parecido estilo, porque son posturas que con el tiempo acabarás realizando.

1 Lo primero que debemos tener en nuestro taller es un caballete o pie de montaje. También se puede colgar la bici de unos ganchos que sujeten el manillar y el sillin, si no te llega el presupuesto para adquirir un caballete como éste con bandeja. En cualquier caso, para trabajar a gusto, la bicicleta debe estar suspendida en el aire con el eje de pedalier a la altura de la cintura del mecánico.
2 Para ajustar el sincronizado de los cambios, con la mano derecha utilizamos las palancas de cambio y damos pedales simultáneamente. Mientras, con la mano izquierda giramos el tensor de ajuste del cambio.
3 El centrado de las ruedas lo podemos hacer sin bajar la bici del caballete y girándonos como referencia para ajustarlas por medio de las zapatas.
4 Montar o desmontar pedales es dificil si la llave fija no está en buen estado o no se usa bien, porque hay que tener mucha fuerza y no podemos hacer daño con los platos. Para desenrroscar los pedales, colocamos el brazo por encima de la rueda, sujetamos la biela del pedal contrario con una mano, y con la otra mano utilizamos la llave de pedales con mucho cuidado.
5 Las llaves para ajustar el pedalier normal se utilizan de la siguiente manera: Pasamos el brazo izquierdo por encima del tubo diagonal para sujetar la llave de pitones y con la mano derecha giramos la llave de media luna para apretar la contratuerca de la cazoleta.
6 El ajuste de la dirección se realiza necesariamente con dos llaves fijas. Con ellas se realiza la contratuerca para que presionen la cazoleta y la tuerca y nos dure más tiempo ajustada. Para utilizar estas dos llaves, sujetamos la bici metiendo la rueda entre las dos piernas. Así podremos sujetar una llave con cada mano.
7 Meter presión con una bomba de mano es físicamente costoso. Si encima no nos colocamos bien para usar esa bomba nos puede resultar imposible. La posición correcta es, como veis en la foto, colocando la válvula lo más vertical al suelo y sujetar la bomba metiendo el dedo índice por detrás de la válvula, con el pulgar por encima de la cubierta y los otros tres dedos restantes aguantando la pipa de la bomba para que ésta no pierda presión.
8 Cuando montamos la rueda delantera de la horquilla, ésta nos suele quedar algo desplazada hacia algún lado al apretar el cierre rápido y puede que nos roce en alguna de las dos zapatas. La posición adecuada que hay que adoptar para ajustar la rueda es agachado para poder ver bien el centro de la horquilla y las zapatas y sujetando la horquilla con la mano izquierda para, con el dedo pulgar, agarrar un radio con el que mover la rueda y apretar con la mano derecha el cierre cuando la rueda esté en el centro.
9 La posición de sentado en una banqueta no es para descansar, si no para montar una rueda o apretar o aflojar las cabecillas de los radios antes de llevar esa rueda al centrador.
10 Cuando tengamos que desenrroscar un piñon o unas coronas tendremos que ponernos en esta posición que vemos en la foto, sujetando una llave en cada mano, bien para aguantar con una las coronas y hacer mucha fuerza con la otra, que lleva el extractor del piñon.
11 Montar una cubierta o un tubular en la llanta nos puede costar un riñon y encima, en el caso del tubular, nos podemos manchar de plastic (pegamento para pegar tubulares en la llanta). Para terminar la cubierta o tubular (éste con un poco de presión) empezaremos a montar por la válvula, para terminar por el extremo opuesto de la rueda, donde nos va a costar encajar la goma (cubierta o tubular) a la llanta. La mejor posición para realizar este último esfuerzo es la que veis en la foto.