Carro vacío
Plan 12

Renovar los cables

 

Renova los cables.
     Terminada la temporada y después de haber rodado durante todo el año con tu bicicleta, conviene revisar el cableado de frenos y cambios para sustituirlos en el caso de que los veas oxidados o resecos.
     Al mismo tiempo, puedes aprovechar la ocasión para cambiar las fundas de los cables por otras de superior calidad, a ser posible con revestimiento interior de teflón para que deslicen mejor los cabler y tengas un mejor rendimiento de cambios y frenos.

1 Si queremos cambiar de forma rápida cables y fundas, cojemos el cortacables y cortamos los 4 cables entre el prisionero y el tope de funda para después, con una llave allen del 5, aflojar los 4 prisioneros que sujetan los cables.
2 Para deshacernos de las fundas viejas habrá que quitar la cinta del manillar con cuidado si las queremos aprovechar, y ya con las fundas de los cables nuevos las instalaremos empezando por las manetas de freno.
Antes de cortar la funda nueva del freno trasero comprobamos que al girar el manillar a tope (como en la fotografía) la funda no nos impida el giro.
3 Antes de cortar la funda nueva que vamos a poner en el freno delantero conviene medirla, pero hay que hacerlo como si estuviera el freno tensado, pinzando las dos zapatas con la mano izquierda. El motivo de esta maniobra es dejar las fundas en su longitud exacta, ya que cuanto más cortas queden, mejor tacto tendrás a la hora de frenar.
4 antes de introducir lso cables nuevos por las manetas y quiarlos hacia las fundas, hay que revisar el final de las mismas por si al cortarlas han quedado obstruidas por el aplastamiento del alambre espiral que lleva la funda en su interior. Si así fuera, volver a cortarla, pero muy poco.
5 Con los cables en la mano, los engrasamos bien con grasa sólida, deslizándolos por el interior de las fundas hasta llegar al tensor del puente de freno donde pondremos un tope en la funda, mientras que con la llave allen del 5 sujetamos el cable prisionero.
6 Acabamos de ajustar los frenos nos vamos a los cambios en los que sustituiremos los cables que, como ya sabes, aquí son más finos y con la cabecilla más pequeña. Para el cambio trasero es importante que su funda sea de teflón por su parte interior, y recubierta de hilos de alambre en paralelo y no espiral como en los frenos, siendo necesario utilizar topes de funda en los dos estremos.
7 Antes de cortar a medida la funda del cambio trasero situamos la cadena en el plato y piñon pequeños. Con un extremo puesto en el tope del cuadro medimos bien la funda (¡ojo!, que no quede corta) y la cortamos con cuidado para que no se deshile la funda.
8 Aunque haya poca funda en el cambio, la grasa sigue siendo necesaria para rebozar el trozo de cable que va a ir por el interior. Luego, sujetamos los cables (del desviador y el cambio) con sus prisioneros correspondientes y ajustamos el sincronizado del cambio con el tensor superior. El toque final será rematar el estremo de cable cortado con un terminal o una cabecilla de radio, evitando así que se deshilache.