Carro vacío
Plan 12

Montar una rueda

 

Montar una rueda.
     El montaje de rueda es, seguramente, el capítulo de mecánica más complicado de toda la bicicleta y a ello contribuye de forma decisiva la dificultad que entraña el hecho de enlazar y cruzar los radios para que luego se puedan centrar bien las ruedas.
     Para realizar este trabajo debemos buscar un sitio tranquilo, lo mismo que tenemos que tener el día relajado (sin prisas para no agobiarnos), porque como te confundas en la colocación de un radio... a lo mejor resulta que tienes que volver a desmontar todo lo que has hacho hasta ahora.
     Para montar las ruedas no todos los mecánicos llevamos los mismos pasos para la colocación y equilobrado de los radios. Cada uno tenemos nuestra particular teoría y la mía es la que os vamos a explicar a continuación.
     Las herramientas que vamos a utilizar son las siguientes:
          - 1 llave centraradios.
          - 1 destornillador plano.
          - 1 aparaguador.
          - 1 centrador.

1 Elegimos en principio el buje o carrete de 36 agujeros y la llanta que tienen que tener los mismos agujeros (36).
La medida de los radios para este buje y esta llanta corresponden unos de 264 mm. y en el caso de que queremos montar una rueda con 32 radios la media viene a ser unos 2 mm. más largos. El montaje lo empezamos metiendo un radio por la parte donde va a ir el piñón, en cualquier agujero.
2 A continuación cogemos la llanta que hemos elegido y la apoyamos sobre las rodillas. Si os fijais bien los agujeros u ojetes de las llantas llevan un ángulo de
dirección distintos uno sí y otro no alternativamente.
La colocación del primer radio es muy importante y sirviéndonos de referencia el agujero de la válvula, contamos tres agujeros y en el cuarto introducimos el
radio y enroscamos la cabecilla unos hilos.
3 Cogemos otro radio y en el sentido de las agujac del reloj vamos introduciendo el radio en el buje dejando un agujero libre, por cada radio colocado.
4 Para saber en que ojete de la llanta debemos introducir el radio que hemos preparado en el paso anterior, contamos a partir del radio que vemos a la izquierda de la foto tres ojetes y al cuarto lo introducimos para enroscar un par de vueltas la cabecilla.
5 Los radios que nos quedan de colocar en el lado del buje por donde hemos empezado (que son nueve en total) los vamos instalando siguiendo los pasos 3 y 4.
Con los nueve radios ya colocados agarramos el buje con una moto, y lo giramos en el sentido contrario a las agujas del reloj para ver el ángulo que van a llevar los radios y poder trabajar mejor en el siguiente paso.
6 Sobre los agwjeros del buje que han quedado libres introducimos un radio por el lado contrario al que hemos introducido·los anteriores radios, de tal forma que los remaches de los radios queden al final nueve a cada lado alternativamente.
7 Sujetando el buje como en el paso nº5 y después de haber introducido el primer radio del paso nº6, cruzamos ese radio casi perpendicularmente y por encima con dos radios, y al tercero los pasamos por debajo para llevarlo al ojete de la llanta que tiene el ángulo hacia esa cara del buje y que queda entre dos de los radios colocados anteriormente.
8 Con los ocho radios que nos quedan de instalar por esta cara del buje hacemos la misma operación (7) sin dejar ningún agujero del buje vacío y cruzando siempre el radio nuevo que introduzcas con otros tres radios (rueda a trec cruces). Una vez instalados todos los radios de una cara del buje, con el dedo pulgar forzamos un poco (ver fotografía) todos los radios para enderezarlos y quitar ece abombamiento
que cogen al no tener el ángulo que forma con los remaches hechos al buje...Esto sólo es la mitad del trabajo, en el siguiente número acabamos.
9 Como ya tenemos toda una cara del buje montada (vaya lío, eh) vamos a colocar todos los radios de la otra cara del buje. Para saber como tenemos que empezar a montar el primer radio, que es el más importante, sujetando la rueda como vemos en la fotografia hay que buscar el agujero por el que pasando el radio por encima y paralelo al eje coincida con uno de los que se han metido en la otra cara del buje, pero en distinto sentido (como lo estáis viendo en la fotografía).
10 Para poder llevar el radio a su destino tenemos que pasarlo por encima de los radios de la otra cara del buje ayudándonos con la otra mano y doblando algunos radios (ahora que están flojos no importa porque
tienen mucha flexión y no se deforman) para que el radio pase por encima.
11 Ese radio lo dirijimos hacia el lado contrario del que nos había servido de referencia en la fotografía nº9 y lo llevamos al ojete que queda entre dos radios casi paralelos como en la foto. hemos de hacer que el radio se qeude a unos milímetros del agujero, o sea que se quede a la entrada. Esta operación la repetimos introduciendo los radios dejando un agujero libre por cada radio colocado.
12 Para montar los radios que faltan (9) damos la vuelta al buje e introducimos un radio en cualquier agujero libre en el sentido contrario de los radios que hemos colocado en los tres pasos anteriores.
Cruzamos ese mismo radio con dos radios por encima, y el tercero que se cruce lo pasamos por debajo (como en el paso 7 del capítulo anterior). Esta operación la repetimos con los ocho radios que nos quedan y acabamos de montar los radios.
13 Con un destornillador plano y sujetando la rueda en tus rodillas como en la fotografía apretamos la cabecillas en el sentido de las agujas del reloj.
14 Con el agujero de la válvula como referencia apretamos todas las cabecillas hasta dejar al descubierto los hilos de rosca del radio.
15 Ya con la rueda instalada en el centrador, utilizamos la llave especial para utilizar con distintas medidas de cabecillas. Escogemos la medida adecuada y vamos apretando las cabecillas una por una, una vuelta completa a la llave hasta dejar los radios poco tensos.
16 Como habrá quedado la rueda bastante descentrada al apretar las cabecillas (es normal) para centrarla utilizamos de referencia las chapas que lleva el centrador. Guiándonos por esas chapas, en el caso de que la llanta roze en la chapa izquierda (de la foto) quitamos la tensión al radio que tienen el ángulo de dirección hacia la izquierda dando más tensión a los dos que están alrededor y que tienen el ángulo contrario. Estas operaciones se realizan hasta que al girar la rueda no tenga ninguna oscilación y no roce en las chapas estando lo más ajustados posibles a la llanta.
17 Si tienes controlado el centrador, la operación está ahora en el llamado "salto" con el que equilibramos con la chapa que lleva en la parte inferior del centrador.
Si al girar la rueda roza la llanta en la chapa hay que apretar los dos o tres radios que queden encima de la chapa y si hay mucho hueco aflojarlos y así hasta que se quite el más ligero abombamiento de la llanta.
18 Pasamos a comprobar si está aparaguado (que la llanta quede justo al centro del eje). Habrá que desplazarlo hacia el lado del piñón (en la trasera) y eso se consigue aflojando los radios de la izquierda (viendo la fotografía) una vuelta y apretando los dos de la derecha dos vueltas aproximadamente. Para terminar y dejar bien centrada la rueda la volvemos a centrar y quitar el salto otra vez.